Tradiciones navideñas II. Calendario de Adviento


Esta es una de mis tradiciones favoritas ¡la cuenta atrás! Para los despistados, llamamos Adviento a las cuatro semanas anteriores a la Navidad, contando desde el domingo más próximo a la fecha del 30 de noviembre. Es decir, este año el periodo de adviento arrancó el pasado domingo 26 de noviembre. Este periodo fue establecido en el siglo VI d.C como una época para reflexionar sobre el significado de la Navidad y para que los nuevos creyentes se preparasen espiritualmente de cara al bautismo.

El calendario de Adviento que utilizamos actualmente tiene su origen en Alemania. Allí era costumbre que los niños de la casa abriesen a partir del 1 de diciembre una bolsita llena de golosinas. Cada día cogían una de la corona de Adviento. Gerhard Lang, recordando su infancia, se le ocurriría a principios del siglo XX imprimir unos calendarios con puertas y ventanas, convirtiéndose en una de las tradiciones más populares de Alemania.

Hay muchos tipos de calendarios, si buscas inspiración aquí tienes un tablero con un montón de ideas. Nosotros hemos estado barajando distintas opciones. El calendario típico de chocolate lo desechamos desde el principio porque procuramos cuidar el tema de la ingesta de azúcar en casa. Simplemente estamos intentando crear buenos hábitos para #LittleM. Nuestra filosofía es la de Julio Basulto, “no negar, no ofrecer”, por lo que darle a un peque que no está acostumbrado a tomar mucho azúcar una chocolatina todos los días, no nos convencía.

Descartadas las opciones con chuches o chocolates, en lo que pensamos primero fue en hacer un árbol de navidad de fieltro con números de quita y pon. La logística de la decoración navideña de nuestra casa nos obligó a descartar esta opción también. Lo siguiente en lo que pensamos fue en hacer una guirnalda con paquetitos para ir abriendo. Las posibilidades para rellenarlos quedaban reducidas a regalitos, cuentos, actividades o una mezcla de todo lo anterior. Tras pensarlo con detenimiento creímos que no era la idea más apropiada dada la edad de #LittleM. Pensamos que esta opción podría conducirnos diariamente a una pequeña rabieta. ¿Se conformaría con abrir un único paquete? Hemos preferido no conocer la respuesta.

Finalmente optamos por algo más sencillo, buscar un libro maravilloso. Nos llamaron la atención estos:
1. Cuentos para preparar la navidad de la editorial SM que esté totalmente agotado desde hace un par de semanas.
2. Calendario de Adviento de Bruño lleno de manualidades para niños de entre 5 y 8 años, chulísimo pero a nosotros nos toca esperar unos añitos todavía
3. Eric Carle´s Dream Snow Pop-Up Advent Calendar una preciosa propuesta con el grafismo tan especial que caracteriza a este escritor e ilustrador estadounidense.  Cada día se abre una ventanita y se coloca un adorno en el árbol <3

Llegamos a la conclusión de que, tanto el Calendario de SM como el de Eric Carle, eran demasiado delicados para las manitas de #LittleM y que cualquier otro año serían una opción genial. Volvimos atrás y pensamos de nuevo en la opción de pequeños paquetitos con pequeños detalles, una peonza, una mini flauta, los minis de kalandraka, plastilina… todo envuelto en un papel liso tipo craft y decorado con un número impreso bonito y todos metidos en un bol tipo pecera, así, si había problema podría guardarlo hasta el día siguiente.

Por muchas vueltas que le dimos y por muchos imprimibles bonitos que encontré seguíamos teniendo dudas sobre si era apropiado para un niño de 30 meses. Ante la duda, decidimos que para esta tradición tendríamos que esperar al próximo año. Fue entonces cuando nos topamos con el calendario de Adviento tradiconal más bonito que he visto (sin chocolate) <3 <3 <3

Si os ha picado la curiosidad y queréis verlo, estad atentos, el día 1 os lo enseñaré 🙂

 

 

Comentarios